MENU

El sentido de vivir es poner todo lo que llevas dentro de lo que haces, disfrutar de cada momento que nos regala la vida. Iza velas y leva anclas, zarpa sin miedo, a veces sin rumbo fijo para perderte en aventuras y sensaciones que te acerquen a la felicidad. Eso, al menos, es lo que intento yo. Disfruto mucho con las cosas sencillas, observando lugares maravillosos, rodeándome de personas increíbles, oliendo mares y montañas, rozando la felicidad que me provoca vivir la aventura de contar cada día una nueva historia de amor. En esta ocasión echamos el ancla a un lugar increíble, en la sierra de Cádiz, y que pocas veces se puede ver. Se trata de un viejo bosque de olivos que quedó atrapado con las aguas de un pantano, con la bajada del nivel del agua debido a las sequías pudimos acceder a contemplar este paisaje tan singular. La pareja, increíble, Germán y Diana son amigos desde hace muchísimos años, Germán y yo hemos estudiado juntos en la escuela de Artes, hemos vivido juntos de los momentos más bonitos de la vida, con ellos la palabra amistad cobra todo el sentido. Diana es tatuadora, en el barrio más popular de Sevilla (Triana), donde la podéis encontrar, Germán se hizo un gran diseñador gráfico, y ahora hacen sus vidas por la Capital de Andalucía. Ellos son pura magia, pura energía y son pura sensibilidad.

Os quiero mucho amigos! Black Love Always!

CLOSE