La necesidad de seguir disfrutando como fotógrafo en otros planos y aspectos de la vida hacen que nazcan otros proyectos personales, mostrar lo que se me apetezca siempre bajo mi visión y mi estilo. Una posible manera de definir un proyecto personal fotográfico (al menos del tipo de proyectos a que me refiero) sería, una serie de imágenes que estén relacionadas entre ellas. Estas fotografías deben tener un motivo comunicativo o artístico definido previamente, de manera que todos los elementos que formen parte del proyecto tengan un sentido grupal. Esto quiere decir que el significado de estas imágenes debería ser global y no tanto individual. Aunque no debemos olvidar que cada imagen debe tener, también, sentido por ella misma. Lo más importante de un proyecto personal fotográfico es la coherencia, las imágenes que lo conformen deben ser coherentes a nivel narrativo o de contenido (deben explicar lo mismo o hacer referencia a un  mismo tema concreto) y también a nivel estético (es decir, deberían parecerse estéticamente o, al menos, poder llegar a relacionarse unas con otras).

Mis proyectos personales fotográficos: